Tu hogar explica cuánto te quieres

¿Te gusta dónde vives?

Tu casa, habitación, apartamento, … ¿te agrada?

Ese lugar íntimo hacia dónde te diriges cada día para reconfortarte, ¿lo sientes tu hogar?

Fíjate en cada una de las habitaciones donde vives, ¿te gusta la decoración o cambiarias algo?

El felpudo de la entrada, el color de las paredes, los cuadros, las estanterías, jarrones, sofá, sillas, mesas, alfombras, cortinas, manteles,…

¿Qué me dices de los electrodomésticos que te rodean? ¿Los usas todos, funcionan perfectamente o hay algo roto?

¿En qué condiciones tienes el baño? Abre todos los cajones y armarios de esa sagrada estancia donde te aseas a diario y donde deshechas lo que tu cuerpo no necesita. ¿Utilizas todo lo que tienes ahí?

¿Cuantos botes de gel o champú tienes en la ducha con menos de un dedo de producto? ¿Qué cantidad de maquillaje antiguo, desodorantes secos, frascos de perfume vacíos o cremas caducadas mantienes? ¿Cuántas toallas te raspan la cara o huelen a humedad?

Ahora dirígete a la cocina…

¿En qué condiciones tienes el lugar de la casa en el que preparas lo que te vas a comer y con lo que te vas a nutrir por dentro? ¿Cuántos platos, vasos, tazas, copas están rotos o picados o muy desgastados?

¿Utilizas todos los electrodomésticos que hay en los armarios? ¿Desde cuando tienes 2 coladores y una lengua de repostería de silicona en ese cajón? ¿Necesitas más de un cucharón sopero o de unas tijeras del pollo?

Abre la nevera… ¿Piensas comerte eso que lleva caducado un mes?

¿Qué me dices de tu dormitorio? El colchón en el que cada día te tumbas a reponer tu energía, ¿Cuántos años tiene? ¿Te parece cómodo?

¿Cuelga algo de las paredes que te resulte bonito, relajante o satisfactorio? ¿Está la habitación ventilada, huele bien cuando entras, las sábanas están limpias y suaves?

¿Cómo llevas el tema de tu armario? La ropa que hay dentro ¿Te gusta, te representa? Encuentras con facilidad ¿un pantalón específico o una camiseta? ¿Está la ropa limpia y ordenada o hay una especie de pelota deforme de tejidos diversos y colores mezclados?

¿Cuántos años hace que no te pones ese jersey? ¿Para cuando esa fiesta en la que te calzarás esos preciosos zapatos llenos de polvo?

Hablando de polvo… ¿Has mirado debajo de tu cama?

¿Podrías decirme cuantas braguitas, tangas o calzoncillos tienes, aproximadamente? ¿Y cuándo colgarás el cartel de “se busca” para todas las parejas de calcetines que guardas en el rincón del cajón?

¿Tienes plantas y flores vivas aún? ¿Se te ha muerto el cactus? Si tienes balcón o terraza, ¿Cuanto hace que no lo barres? ¿Tu tendedero está oxidado?

¿Qué precioso llavero acompaña a las llaves que abren las puertas de entrada a tu hogar?

Todo lo que ves en tu casa, eres tú. Todo lo que no cuidas de tu entorno, es lo que no te cuidas tú.

Las cosas viejas, rotas, descuidadas, sucias… ¿Qué hacen ahí?

Todo aquello que no necesitas, ni usas, ni tan siquiera te gusta ¿Qué hace ahí?

¿Qué fecha tienes fijada en tu agenda para dedicarte tiempo a ti mismo?

Y si la excusa es el tiempo, has de saber que no eres eterno.

Y si la excusa es el dinero, hazte un plan de ahorro y al menos, inténtalo.

Y si la excusa es que no te importa… que sepas que no te importas a ti mismo.

Pero si algunas o muchas de las preguntas que hay arriba te han hecho sonreír y han conseguido que te des cuenta de que ha llegado el momento de cambiar algo, FELICIDADES, estás a punto de ordenar tu cabeza.

 

green plant with white ceramic pot

¿Lo necesito? ¿Me hace feliz? – Quédatelo

Para todo lo demás- Dona, recicla, vende o deshecha.